“Nos ocupamos de todo el ‘back office’ de la implantación exterior”

Entrevista a: Luis M. Uranga, fundador y CEO de Ur Global

Ur Global es una compañía especializada en el desarrollo y ejecución de proyectos integrales de internacionalización y en implantaciones comerciales y productivas.

Como afirma Luis M. Uranga, fundador y CEO de la compañía, han hecho del ‘back office’ que conlleva la constitución de una sociedad mercantil en el exterior el ‘core business’ de su propio negocio. Actualmente es la empresa que más filiales españolas gestiona en América Latina, con una cartera de 300 clientes, en su gran mayoría empresas de servicios.

¿En qué consiste exactamente el servicio de gestión de filiales ?
Nos encargamos de todo lo que conlleva crear una empresa y no añade valor al objetivo de venta. Nos ocupamos de constituir la sociedad y de su gestión contable, fiscal, legal, laboral, administrativa y bancaria, de la logística, importación y almacén de producto, parametrizando y alimentando el software, de manera que el cliente pueda concentrarse en la parte comercial. De hecho, tenemos clientes que no tienen personal fuera, venden desde aquí y facturan millones de euros. Nosotros, por contra, somos 105 personas de las cuales el 99% está fuera, porque el servicio lo damos en destino.

“60 de las 300 firmas clientes de Ur Global

son de producto; el resto son ingenierías,

constructoras, TIC y ‘puntocom’”

¿Qué tipo de empresas recurren a los servicios de Ur Global?
En un principio iniciamos la actividad con empresas vascas de producto con necesidades de almacenamiento y logística. Pero con la revalorización del euro dejaron de producir fuera, cediendo el paso a las de servicios, la mayoría ubicadas en Madrid. Actualmente, de las 300 que tenemos en cartera, 60 serán productivas y el resto, ingenierías, constructoras, TIC y ‘puntocom’.¿Cómo y con qué expectativas salen al mercado exterior?
Antes de la crisis, con más recursos y mejor análisis de mercado, como una iniciativa propia y no necesaria; después de la crisis,  en muchos casos como ‘la única iniciativa posible’, menos analizada y con menos recursos económicos. Se nota que las últimas que han llegado están sufriendo bastante, aunque cuentan con la ventaja de un efecto arrastre mayor que antes. Cuando yo llegué a México había 13 empresas vascas y hoy son cerca de 150. Las que llegaron hace 20 años tuvieron más dificultades para entrar pero disfrutaron de mejores márgenes y de una mayor aceptación, porque no había tanta competencia. Hoy ésta es mucho mayor, los márgenes son sensiblemente menores y si la cosa funciona, las inversiones a realizar son muy importantes hasta alcanzar el punto de equilibrio que supone obtener rentabilidad.

“Las empresas vascas que llegaron a México hace 20 años

tuvieron más dificultades para entrar pero mejores

márgenes y mayor aceptación que hoy”

¿Qué destinos aconsejaría a la empresa que estudia una próxima internacionalización?
Si tuviera que apostar por factores macroeconómicos, aconsejaría México por su estabilidad, por su mercado, que está creciendo gracias a la nueva clase media, y porque constituye un puente comercial estratégico para acceder al mercado norteamericano y canadiense. Están funcionando bien empresas de construcción, automoción, turismo-hostelería y todo aquello vinculado con el consumo. Por su parte, si tuviera que apostar por nichos más especializados, la opción sería Colombia, un país formal, buen pagador, más sencillo y directo, que está invirtiendo mucho en infraestructuras, tecnologías de la información y el mundo online, y donde sectores como el turismo o la automoción todavía no han arrancado. Brasil, desde nuestra experiencia, es un país que solo aprecia aquello que por sí mismo no genera o produce. De hecho, de las empresas que estamos gestionando allí las únicas que están teniendo éxito son las eólicas. El resto se están replegando o se han marchado.¿Qué perspectivas tiene Ur Global de cara al futuro?
Estamos enfocados a la internacionalización desde un punto de vista comercial, acompañando a empresas que quieren ir a vender. En 2015 hemos acompañado a 75 nuevas empresas en este proceso y prevemos trabajar al mismo ritmo en los próximos cinco o seis años.  Así, antes de entrar en un nuevo continente, nuestro objetivo es consolidar nuestro liderazgo en Latam, expandirnos en los próximos años hacia Chile o Panamá y diversificar nuestro negocio creando líneas paralelas como la consultoría o áreas especializadas del ámbito legal como el litigio, un nicho muy interesante a desarrollar.

“Tan sólo el 10% de las filiales creadas han fracasado”

Ur Global echó a andar en 2002 con un primer cliente al que al año siguiente se sumó otro. Dos más el tercer año y así hasta 2015 en que se incorporaron 75 más, hasta los 300. Aunque en su cartera también hay clientes alemanes o franceses; el último mandato ha sido la constitución de Decathlon en Mexico y Colombia. Es la compañía que más empresas españolas gestiona en América Latina: 3.500 nóminas en México; 500 en Colombia y Brasil y un centenar en Perú, personal cien por cien local. “Una vez constituida la sociedad, el reto es aguantar, con recursos limitados, hasta ver resultados”, afirma Luis M. Uranga.

Una empresa de producto tarda una media de 24 meses en alcanzar el punto de equilibrio. “Una de las soluciones que proponemos es contratar nosotros en nómina personal local que trabaje en exclusiva para ellos hasta tener la certidumbre de que su producto va a tener salida, ahorrándose así todos los trámites de creación de una sociedad. Tan sólo un 10% de las filiales que hemos ayudado a crear han fracasado”.

Fuente: Estrategia Empresarial / 8 de febrero del 2016

¡Comparte!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

Un pensamiento en ““Nos ocupamos de todo el ‘back office’ de la implantación exterior”

  • 21 abril, 2017 en 12:11 am
    Enlace permanente

    Me ha llamado la atención el diseño que tienes. No es ni extravagante ni vulgar. Tiene un término medio que me gusta.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *